Wednesday, 11 April 2012

95


Impresora de masking tape que me ha regalado Tito. Podeis ver un post muy chulo con mas información aquí  ♥ Masking tape printer, Tito's gift. You can find more information here in this beautiful post.
Casita de madera que me he traído del pueblo ♥ Wooden house I have recovered from my village.
 Cojin gato que me ha hecho mi madre  Cushion cat made by my mother
Colgante gato de lanapelana   ♥ Cat necklace by  lanapelana 
Jugando un poco.. Playing a little

13 comments:

ameskeria said...

Me gusta todo muchismísimo!
La casita de madera me ncanta y me recuerda un montón a mi infancia :)
Y el collar de Marta... Miau!

Anonymous said...

el cojin gato me encanta !!!
♥♥♥

christel

Lanapelana said...

Ehh!! Que ilusión ver el collar ;)Gracias!
Si, que gran hallazgo la casita, me gusta!

diarte said...

que chula la maquinita!!! y la casita de madera, creo que la mia anda por el trastero... Voy a ver si la recupero!! :D

La casa del juguete said...

Yo tenía dos casitas de madera como esa !! ¿dónde estarán? qué penita ....

Menos mal que conservo los cojines hechos a mano por mi madre y cosas así.

Me ha encantado todo. La maquinita es un capricho, qué chula.

Besos.

vireta said...

jooooo yo quiero vestidos como los de la muñeca, claro q tendría q adelgazar 200 kg aprox.

mandarinux said...

Mukis! que cosas más majas! el colgante de lanapelana precioso...pero el cojín de tu madre es lo máximo! un detalle las borlitas, me encanta.

Viva las mamis!

:)

anuska said...

el vestido me encanta!!!! yo también ando jugando con la mia, a ver si me sale algo así de bonito... =^_^=

MUS said...

que monadas sí señor!

LocuraSobre Tela said...

Que chulada la maquinitaaaa, y la casita de muñeca es una cucada.

Feliz finde

Miñú k said...

ay qué vestido más mono, en tamaño real sería lo más!

Itzi said...

Ooooooh, tienes la máquina!!! Que envidia, yo también la quiero. Me la pediré para mi cumple.

Itzi.decoritzion

Mis cositas y yo desde aquí... said...

Que impresora más hermosa, nunca la había visto, ni siquiera la imaginaba.
Cariños,
Pilita